26 de julio de 2012

Maullidos


A la Chica Gato, le gustaba caminar por cables irregulares por las noches, teniendo el alma plagada de melancolía.
Su cama dice que le echa de menos, que como ella, quiere que se duerma encima suya, que vuelva con dosis de amor y sin tener que marcharse.
A veces, piensa que no tendría que ser tan buena con él, que debería odiarlo por todo el dolor que sufrió por su culpa, pero querida, la palabra 'odiar' no está en su diccionario y el odio no se puede encontrar entre sus funciones vitales.
No puede odiar aunque lo intente, además, todo lo que le hace torcer la nariz se lo traga acompañado de una ración de orgullo. (Hasta que un día estalle)
Hace tiempo que está harta de permanecer encerrada; porque cuando se siente tigre tiene que rugir con todas sus fuerzas para que el corazón lata deprisa, para sentirse completamente viva.
Necesita ser libre y que, sin previo aviso aparezca un domador sin intercambios de palabras, solamente traficando abrazos por sonrisas. Y así, transformarla otra vez en la gata de ojos oscuros que ya no quiere derrumbar viejos edificios,  ni rugir más alto de lo que debería, solo lo suficiente. Volverían los ronroneos con algún que otro arañazo de mentirijillas.

No es tan agresiva como otros piensan, algunos, saben que solo ruge cuando el dolor escuece al ser demasiado insoportable, cuando está cansada de la mercromina en las rodillas, y sabe que verdaderamente, la necesita el corazón. Esas heridas seguirán estando ahí porque curan de otra forma, y ruge, con todas sus fuerzas, sintiéndose más tigre que nunca.

Pero una mañana, cuando las luces de Noviembre comenzaban a clarear entre los tejados mientras vagaba con el alma llena de desesperación, se encuentran por primera vez, movidas con los hilos de la casualidad.
-Ey, Chica Gato¿hoy no ronroneas? ¿O debería decir... Tigre?- Y la sonrisa socarrona deja entrever dos filas de colmillos.
Ella tuerce la nariz, tiene miedo y ruge fuerte, porque ante sus ojos hay una loba inmensa y preciosa. 
Pero en ese momento no sabe, que será la domadora que estaba buscando.

No hay comentarios: