6 de noviembre de 2011

Felicidad pese a los destrozos.

Se conocen desde hace unas semanas y comparten el sofá los miércoles por la tarde y los viernes por la noche. Ven series, películas y programas de humor. Comparten risas, confesiones muy intimas y s e c r e t o s de esos que el corazón guarda con sumo cuidado para que no se d      e     s      p     a   r     r       a       m         e       n
Confían uno en el otro ciegamente, se puede apreciar cuando se miran a los ojos durante unos instantes, antes de estallar en carcajadas.
Las cosquillas eran las reinas de aquel mueble forrado de rojo junto con los abrazos que él le proporcionaba en torno a su cintura. 
Ella se dejaba querer y él se sentía muy querido tanto, que había días que dudaba si aquella chica de nariz respingona fuera real y no fruto de su imaginación adolescente. 
Fueron semanas bonitas para aquellas dos personas que se refugiaban del mundo exterior, ése que duele en muchas ocasiones, en aquel salón pintado de naranja, donde intercambiaban sonrisas. Aquella sensación de sentirse acogido, ese calor humano que tanto anhelaban se lo proporcionaba el otro. Por eso, cada miércoles y viernes se levantaban de buen humor, ansiando que llegara la tarde.
Pero el mayor error que cometieron fue dejar que el Amor entrara sin llamar a la puerta ni pedir permiso. Todo habría sido mucho mejor si aquel 3 no hubiera existido (pero existió), si el Querer no hubiera pasado a ser Amor
 
Al fin y al cabo, fueron felices pese a los destrozos que sufrieron sus corazones

Aunque algún que otro día, les oigas contradecirlo, intentando ser unos in-sensibles sin corazón, insultando y poniéndose verdes respectivamente, alegando "que ya están curados".

(Quizás actúan así porque se acuerdan demasiado el uno del otro y no quieren reconocer que se echan de menos y se necesitan, mucho más de lo que les gustaría) 

 ...Porque en dos meses no olvidas todo lo que has sentido por una persona.

(Seguiré más adelante contando su pequeña y fugaz historia, aún necesito ponerles nombre)

3 comentarios:

Maullidos dijo...

Quiero leer más de ellos.
Me llama la atención el blog por que cada vez que escribis siempre resaltas las palabras :3

May dijo...

nada peor que sentir demasiado, el amor sin control arruina tanto

AnDRóMeDa dijo...

Hola,
Paso por tu blog desde tu post en el mío :)
Escribes divinamente!
Un beso y sigue creando